lunes, 7 de noviembre de 2011

“UN ABRAZO AL PASADO”



Por Dra. Monserrate AráuzGorozabel de Vásquez

Salón Auditorium Ing. Vicente González Toala del Vicerrectorado Académico de la ULEAM.

Manta 27 de Octubre de 2011

La obra escrita por Banquita, es un canto de amor a sus padres, unos padres que fueron parte de los republicanos, “soñadores de España”, de una generación protagonista de una confrontación titánica contra siglos de monarquía que aún existe en el siglo XXI y que aún no se ha podido cambiar.


En la obra emanan los lazos indelebles del amor filial, la admiración por una lucha heroica por la Patria perdida y por la vida de sus seres queridos, el esfuerzo cotidiano, la adhesión a una causa por la que se entrega todo.


Es un obra que parte de una experiencia personal, tiene el mérito científico de ir comprobando documentadamente, con publicaciones de la época, datos y hechos que fueron Historia y que ratifican la idoneidad de su memoria.


El relato comienza con su nacimiento, en el segundo año de la guerra civil española, en Barcelona, España en la calle Valencia Nº 216 entre el Paseo la Gracia y la Vía Layetana, que la vida moderna y los que ganaron la guerra se apropiaron. Fue una niña producto del amor en “tiempos revueltos”, a diferencia de su hermana Libertad recibida con canciones de cuna, ella fue recibida con el sonido de las bombas.


En ésa época, en brazos de su madre, igual como lo expresa Jordi Soler en su libro “los Rojos de Ultramar” 2004; pasaban corriendo y ocultándose a intervalos de cada bombardeo, ya de refugio en refugio, o debajo de las camas, con poca comida por los racionamientos.


Nos devela una madre extraordinaria, como fueron las mujeres que asumieron un protagonismo inesperado en la guerra: En la página 23 escribe: “Mi madre fue una de tantas mujeres españolas cuya valentía, coraje y sacrificio han sido tema para muchos escritores, quienes reconocieron en ellas a mujeres que desempeñaron un papel muy importante en esos años decisivos para la historia de España”.


Su padre Alejandro Gilabert, un ser inmenso en su corazón, miembro del Ejército Popular, jefe del 2º Cuerpo como Teniente Coronel, fue un hombre que luchó por los desamparados, y luego de la guerra continuó haciendo la revolución ya no con las armas sino con la pluma; sobre él, han escrito muchos autores, (pág. 24) “venía de un país donde las pasiones habían ensangrentado el suelo de sus mayores. Y donde él, arrimado al fusil desde las barricadas, puso a prueba su rebeldíapor defender los principios republicanos….fue un hombre quien siempre luchó a favor de los desamparados haciendo la revolución no con las armas sino, especialmente con la pluma…no se cansaba de trabajar…con la pluma derribaba montañas, cruzaba ríos”.


En el libro se recogen anécdotas y pensamientos de hombres de la talla de Unamuno, Rector de la Universidad de Salamanca y otros intelectuales, poetas que fueron parte de los miles de españoles que luego de la derrota del bando republicano, emprendieron el camino del exilio dejando atrás la Patria, caminando por los Pirineos, cruzando ríos helados en una marcha lenta y terrible que antes de llegar a Francia fue dejando en el camino zapatos, enseres y vidas humanas como la de Antonio Machado y la de su abuelo materno a consecuencia del hambre, el frío y las enfermedades. Una odisea épica que recoge la Historia y el cine con filas interminables de hombres y mujeres con niños en brazos y el dolor de la derrota. Esas escenas de dolor revelan a la escritora la valentía de su madre y las mujeres de España y dejaron en ella como huella no la tristeza, si la fidelidad a la vida, al gozo por cada hecho de la vida.


En Francia llegaron a campos de refugiados que más parecían campos de concentración, una realidad increíble, sin mínimas condiciones habitacionales, una realidad dolorosa para quienes no sólo perdieron pertenencias, amigos, familiares,sino también su Patria y sus esperanzas.

Después de esas penurias debieron decidir si quedarse o aceptar la generosidad de los países latinoamericanos; sus abuelos Urzainqui y la abuela Gilabert, sus tíos y tías decidieron quedarse en Francia, sus padres escogieron venirse a América a República Dominicana en la frontera con Haití, donde fueron recibidos como héroes, pero la diferencia cultural hace que vengan a Ecuador a ser parte de una Colonia Agrícola, gracias a las gestiones de John Dos Passos, escritor norteamericano. En Ecuador son los “rojos españoles que llegaron para fundar la colonia agrícola Simón Bolívar” en Saloya.


Qué es Saloya?, dónde está Saloya?, conocen Saloya?. Son las preguntas que hacía en el presente Blanquita Gilabert, a su generación familiar y ninguno respondía. Hoy sus hijos con precisión científica determinan la ubicación geográfica ubicada en las faldas occidentales del Pichincha y la posición astronómica de Saloya en latitud y longitud.


Cuando le preguntan a Neruda dónde esta España? Refiriéndose a la República, contesta con su canto “España en el Corazón”. Saloya está en el corazón de Blanquita, en sus recuerdos infantiles yal no obtener respuesta en su familia da inicio a la inspiración de esta obra despertando su vena genética de escritora.


Blanquita nos ha obsequiado un libro universal, en él transita la profunda firmeza ideológica de su familia, la inclaudicable ética de sus padres manteniendo principios irrenunciables que pasaron todas las pruebas. En estos tiempos de confusión de los ideales, descontrol moral y ética difusa; es un libro referente de la historia no escrita que deben leer los jóvenes de ahora y los jóvenes de ayer. Encontrarán en sus páginas el sublime ejemplo del desinterés propio para reinvindicar el derecho ajeno.

Es un libro que nos adentra en sucesos reveladores de la guerra civil española, confirmándolos con la cita de historiadores, poetas, escritores, políticos que sufrieron esos hechos; una historia que la escritora nos hace vivenciar y expresar con admiración, que no va a la saga de Isabel Allende o Pareja Diezcanseco.En su creatividad, con realismo mágico y fidelidad histórica nos retrata su existencia, una parte de la historia de su familia, de España, de Manta y Ecuador.


Su ejemplo al escribir esta pincelada de la historia de su Patria original y de mi Patria que también es su Patria, nos obliga a que generacionalmente escribamos sobre aquella historia que hemos hecho y que la guardamos en recuerdos; hay que escribirla para que no sea tergiversada, para que las generaciones de nuestros estudiantes, nuestros hijos y nietos conozcan la realidad vivida por nosotros, que ayudamos a impulsar el Ecuador actual.Evitemos que nos den escribiendo la historia compartida y honremos como lo hace Blanquita nuestro paso por la vida. Gracias Blanquita por este maravilloso regalo.


La Facultad de Ciencias de la Educación y la Facultad de Ciencias Informáticas que hemos sido privilegiadas teniéndola como docente nos sentimos muy honrados con la oportunidad del lanzamiento público de la obra “UN Abrazo al Pasado”, escrita por la Licda. Blanca Gilabert Urzainqui.

No hay comentarios: